« Para acertar en una elecciónLa alegría de vivir »