« Para afrontar situaciones dificilesEl poder protector del azabache »