« El gran poder del lapislazuli, una gema preciosaLa aventurina, poder antriestrés ideal para el insomnio »