« Soñar con gusanosEl gran poder del lapislazuli, una gema preciosa »