« Amar es darComo programar un cuarzo para conseguir nuestros deseos »